Heineken Experience - Horário, precio y ubicación en Amsterdam

Mister Cervecero Amsterdam Beertour Heineken

Si nos acompañas en Instagram sabrás (por los muchos Stories publicados) que hace unas semanas estuvimos en Amsterdam. Aunque fueron pocos días, hemos podido visitar algunos locales muy cerveceros de la ciudad empezando por la Heineken Experience, una exposición dedicada a la historia de la marca.

Heineken Experience

¿Qué es la Heineken Experience?

Aunque podríamos incluirla en la categoría de los museos, Heineken Experience se presenta más bien como un tour interactivo sobre la historia de la cervecera holandesa. Se ubica en la primera destilería que utilizó la marca, construida en 1867 en Amsterdam, y es una de las atracciones más visitadas de la ciudad.

Además de conocer la fábrica original, la visita incluye una exposición sobre la historia de Heineken desde su fundación, material interactivo sobre el proceso de elaboración de la cerveza, proyecciones de los primeros anuncios de la compañía y, por supuesto, la degustación de un par de cañas de Heineken en el bar ubicado dentro del edificio (siempre y cuando tengas más de 18 años).

Antigua sala de cocción Heineken Experience

En la antigua sala de cocción se puede probar el mosto de la cerveza antes de la fermentación.

Historia de Heineken

La empresa fue fundada en 1864 cuando Gerard Adriaan Heineken, que en aquel entonces tenía apenas 22 años, compró una fábrica de cerveza en Amsterdam conocida como Hooiberg (El Pajar). En 1869, Heineken ya trabajaba en una levadura para su nueva cerveza y en 1886 el químico francés Louis Pasteur desarrolló la “levadura Heineken A”, ingrediente clave de la cerveza hasta hoy.

Heineken Experience - Ingredientes para elaborar cerveza

Hasta el año 1988, todos los lotes de cerveza Heineken se elaboraban en esta fábrica. Sin embargo, debido a la gran demanda del producto se trasladó la línea de producción a una fábrica más amplia en las afueras de la ciudad. El antiguo edificio fue rehabilitado años más tarde para transformarse en un museo, abriendo sus puertas al público en el año 2001.

Aunque el edificio haya sufrido muchas reformas para convertirse en lo que es hoy, cada estancia de la antigua fábrica de cerveza mantiene su carácter original, conservando incluso las enormes calderas que formaban parte del proceso de elaboración de la cerveza en el pasado y el establo para los caballos que tiraban de los coches con cerveza.

Actualmente Heineken posee más de 165 fábricas de cerveza en más de 70 países en las que elabora distintas marcas, como por ejemplo: Amstel, Cruzcampo, Birra Moretti, Dos Equis, etc. Está considerada como uno de los mayores fabricantes de cerveza del mundo en base a volumen producido (181 millones de hectolitros al año).

Cómo funciona la visita:

Puedes comprar los tickets para la visita en una infinidad de paginas web, quioscos turísticos y agencias de viaje. Nosotros hemos optado por comprarlo en la página oficial antes de empezar el viaje, así no tendríamos que preocuparnos por el tema al llegar en Amsterdam.

 La compra es bastante sencilla: seleccionas la fecha y horario que quieres ir, el numero de personas y listo. Te envían una confirmación a tu dirección de correo electrónico con un código QR, que es lo que debes presentar en la puerta para entrar. Aunque selecciones un horario de visita en la web (muy útil para saber si estará muy lleno o no), puedes entrar con el ticket en cualquier momento del día elegido. El tour dura de media 2 horas, pero todo dependerá del visitante.

  • Horario: Lunes a Jueves 10:30 - 19:30 / Vienes a Domingo 10:30 - 21:00 
  • Precio: 16€ Adultos / 12,50€ Jóvenes 12-17 años / Gratis menores de 11 años
  • Dirección: Stadhouderskade 78, 1072 AE - Amsterdam 
  • Tranvía: Desde la estación central coges la línea 16 ó 24 y te bajas en la parada "Stadhouderskade"

A pesar de haber muchas plantas y salas que ver, el local es accesible en silla de ruedas ya que hay rampas y ascensores. En su pagina web, Heineken recomienda evitar la visita con silla de ruedas los sábados debido a las largas colas y además ofrece un servicio de préstamos de sillas de rueda de forma gratuita, pero hay que hacer la reserva con 48h de antelación.

¿Lo recomendaría?

Depende. Para un amante de la cerveza que espera ver una antigua fábrica de una de las marcas más conocidas del mundo, el local puede resultar muy parecido a un show y un poco decepcionante. Pero para un turista normal, sin duda lo recomendaría. A pesar de que estamos hablando de una bebida alcohólica solo permitida para mayores de 18 años, Heineken ha sabido transformar su antigua fábrica en un paseo entretenido para toda la familia.

Las salas interactivas ofrecen photo booths con fondos icónicos de la marca (y las fotos se envían a tu correo electrónico), bicicletas fijas con pantallas de karaoke, balones de futbol virtuales para que puedas marcar tus goles, futbolín para los pequeños e infinidad de otras actividades. La experiencia también le va a gustar a los más deportistas ya que hay muchas salas dedicadas a los varios deportes patrocinados por Heineken.


Publicación más antigua Publicación más reciente


  • sergio en

    Me gustaria ser distribuidor de estas capsulas en Argentina


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados